ENTENDER A GOOGLE

No es que Google sea omnipresente, o sea, que está en todos los lados y al mismo tiempo, pero sin dudas podemos decir que no está muy lejos de esta realidad. Además de ser el motor de búsqueda más usado por los usuarios de internet en el mundo entero, Google posee una serie de herramientas, casi indispensables, para evaluar la optimización web, para generar ingresos y/o beneficio económicos, para mejorar la visibilidad de nuestro sitio web.

Estas y otras muchas facilidades y un marketing y servicios eficientes, atractivos y competitivos, siguen manteniendo a Google como el número uno. Como es lógico, algunos usuarios perciben a Google como lo más parecido a la perfección en su campo, pero para algunos otros no es así.

Los códigos de Google cambian con frecuencia, unos seis meses y ya podemos percibir cambios evidentes, al menos en un 50 por ciento de estos códigos. Esta es una lección para todos los que pretendemos lograr una optimización web eficiente, efectiva, competitiva, que sea capaz de evolucionar y de adaptarse, de ir en la punta en la dinamización de sus servicios y productos.

Es una estrategia donde la seguridad, tanto de Google, como de sus clientes, se garantiza constantemente. Además, los sistemas internos y de marketing se van mejorando constantemente. Es natural que algunas de sus transformaciones y aplicaciones novedosas, tecnológicamente hablando, y en campos de las diferentes estrategias y crecimiento, no funcionen, o al menos no sean entendidos o aceptados.

Otro de los fenómenos que ocurren en relación con los usuarios es que en Google se evoluciona con mucha rapidez, y al interactuar con su software y/o tecnologías no logramos percatarnos del cambio en las generaciones tecnológicas, y se nos dificulta su actualización.

El principal consejo ante estas potenciales dificultades es preguntar, indagar, sobre todo a Google. Muchos de los éxitos de esta gigante compañía se deben a su continua innovación, que generalmente va más de unos pasos adelantados que el resto de sus competidores.

Todas estas situaciones nos pueden suceder cuando intentamos que nuestros productos funcionen rápidamente en Google y toda su familia de web al servicio de los usuarios. Para lograr un buen posicionamiento en Google, e incluso en otros motores de búsqueda conocidos, se deben seguir los pasos recomendados y conocidos, actualizarse en cuanto a las tendencias más novedosas para lograr un posicionamiento web, cuidando siempre la calidad y veracidad.